EJD 2017: ¡Atrévete... Y NO TEMAS LO IMPOSIBLE! 19-22 de Octubre

viernes, 20 de octubre de 2017

EJD 2017: VIERNES

¡Ya ha dado el pistoletazo de salida del Encuentro de Jóvenes 2017! Casi 180 personas, entre jóvenes, religosos y monitores, se han dado cita en Salamanca y Alba de Tormes para celebrar unos días de vida, entrega y alegría. La noche del jueves comenzaron con unas dinámicas de presentación y conocimiento entre todos los jóvenes pertenecientes a todos los colegios Dehonianos de España. 

Hoy por la mañana, ha tenido lugar la catequesis del lema de éste año "... Y NO TEMAS LO IMPOSIBLE"  Han podido reflexionar sobre los imposibles y los posibles, viendo el caso de Jeremías, viendo el miedo que nos paraliza y viendo la palabra de Dios "Yo estoy contigo, no temas". 

Ésta tarde podrán realizar los diferentes voluntariados por la ciudad de Salamanca bajo el título "Historias de..." una tradición en el encuentro de jóvenes que llena de emociones y sentimientos a cada uno de nuestros jóvenes. 



jueves, 19 de octubre de 2017

CONTIGO, AYUDAR A LOS DEMÁS, ES POSIBLE

Desde nuestra Provincia lanzamos una nueva campaña enfocada a captar fondos para aquellas personas más necesitadas y débiles, cuyo lema es “Contigo ayudar a los demás es posible”. 

A través de la plataforma digital www.hazlatirelcorazondelmundo.com pretendemos ser una ayuda para las personas que están sufriendo alrededor del mundo.
En esta ocasión hemos prestado especial atención al pueblo venezolano que está viviendo un tiempo complicado con escasez de medicinas y alimentos. Allí los religiosos Dehonianos están realizando una labor encomiable facilitando comida y medicamentos, y dando apoyo pastoral. No podemos dejarlos solos, ¡Venezuela nos necesita!

Además, ponemos en valor los diferentes proyectos que llevamos a cabo en Ecuador, India, Uruguay… así como su programa de Apadrinamiento de Niños, Voluntariado y Testamento Solidario.



martes, 17 de octubre de 2017

No hay misión pequeña, si el amor es grande


lunes, 16 de octubre de 2017

DOMUND 2017

El próximo 22 de octubre la Iglesia celebra la Jornada Mundial de las Misiones, es el Domund, una jornada misionera en la que de un modo especial, la Iglesia universal reza por la misión y los misioneros y colabora con ellos.

El lema del Domund de este año: “Sé valiente, la misión te espera” invita a ser valientes y comprometerse a fondo con la labor misionera de la Iglesia.
“Sé valiente”. El papa Francisco invita continuamente a retomar la audacia del Evangelio. Coraje y valentía para salir de nosotros mismos, para resistir la tentación de la incredulidad, para gastarnos por los demás y por el Reino, para soñar con llegar al más apartado rincón de la Tierra.

Con la Jornada Mundial de las Misiones, Domund, se apoya económica y espiritualmente a los territorios de misión, aquellos lugares del mundo donde el Evangelio está en sus comienzos y la Iglesia aún no está asentada. Estos territorios están confiados a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, y dependen de la labor de los misioneros y del sostenimiento económico de las Obras Misionales Pontificias (OMP) de todo el mundo.

jueves, 12 de octubre de 2017

¡20 años en Ecuador!

Un 15 de octubre de 1997, los Dehonianos volvimos a Ecuador a desarrollar nuestra misión. Continuábamos así la primera misión de los Padres Reparadores en tiempo de nuestro fundador, el P. Juan Leon Dehon. En este país sudamericano comenzó el movimiento misionero de la Congregación SCJ cuando en noviembre de 1888 los dos primeros misioneros, los padres Ireneo Blanc y Gabriel Grison, partieron a esa tierra.

Sin embargo, tras varios acontecimientos, fueron expulsados de Ecuador en junio de 1896 por el Gobierno Liberal de Alfaro al estallar una revolución anticlerical en el país. Cien años después, en 1997, los Dehonianos volvimos a ecuador.

En concreto, tres religiosos españoles: el P. Ramón Soriano, el P. Artemio López y el H. José Mª Urbina, acompañados por el Padre Provincial, el P. Aquilino Mielgo Domínguez, fueron destinados a este país, siendo Bahía de Caráquez (Manabí) el lugar escogido para asentarse.  Con el paso de los años se fueron incorporando más religiosos españoles y brasileños.

Los inicios no fueron fáciles, ya que les sobrecogió el fenómeno El Niño, que les obligó a partir a Leonidas Plazas ya que se inundó el semi-sótano donde se alojaban. A pesar de los momentos adversos, los Dehonianos siempre hemos estado allí para ayudar a las personas más necesitadas.

Quito y Bahía de Caráquez son las ciudades donde se centra nuestra misión. Allí trabajamos en comedores sociales, el proyecto de apadrinamiento de niños, ayuda a ancianos con el Centro de Día Sagrado Corazón, ayuda a jóvenes con el Centro de Formacón Domus Cordis, ayuda a quien vive en la calle con Callejeros de la Fe…
En el último año hemos prestado especial atención a la construcción de casas para poder dar un hogar a todas las familias que lo perdieron todo en el terremoto de abril de 2016.
Ya son veinte años al lado de los más vulnerables, veinte años dando apoyo a quien nos necesita en su día a día, y seguiremos trabajando para que sigamos cumpliendo años de nuestra misión en Ecuador.

domingo, 8 de octubre de 2017

Con el corazón en el domingo

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «Escuchad otra parábola: Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje. Llegado el tiempo de la vendimia, envió sus criados a los labradores, para percibir los frutos que le correspondían. Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro, y a otro lo apedrearon. Envió de nuevo otros criados, más que la primera vez, e hicieron con ellos lo mismo. Por último les mandó a su hijo, diciéndose: "Tendrán respeto a mi hijo." Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron: "Éste es el heredero, venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia." Y, agarrándolo, lo empujaron fuera de la viña y lo mataron. Y ahora, cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?»
Le contestaron: «Hará morir de mala muerte a esos malvados y arrendará la viña a otros labradores, que le entreguen los frutos a sus tiempos.»
Y Jesús les dice: «¿No habéis leído nunca en la Escritura: "La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente?" Por eso os digo que se os quitará a vosotros el reino de Dios y se dará a un pueblo que produzca sus frutos.»

Cualquier campesino nos podría hablar largo y tendido de lo que significa de verdad cuidar los campos. Son muchos los trabajos, las preocupaciones, los sudores que se lleva consigo una buena cosecha. Es como hacer una inversión a largo plazo y con mucho riesgo. Porque hay una serie de elementos que el dueño de la tierra no es capaz de controlar. Por su parte puede poner todo el trabajo y cuidado posible. Pero no puede controlar el clima, las heladas o las sequías. Tampoco puede controlar cómo van a trabajar los empleados. Al final, todo se tiene que confiar un poco a la providencia, a la mano de Dios. No puede ser de otra manera. Cualquier campesino nos lo dirá.

El Evangelio de hoy cuenta la historia de un terrateniente que quiso cuidar sus campos. Los cuidó lo mejor que pudo. Pero se tuvo que ir y los trabajadores que dejo al cargo de la viña se creyeron que eran los dueños. Quisieron quedarse con los frutos. Hasta el punto de que, cuando el amo envió a sus criados a buscar la cosecha, los mataron. Se atrevieron a matar incluso a su hijo. El señor se enfadó y con razón. 

Miremos nuestras manos y nuestras vidas. La humanidad, nuestra familia, nuestra vida es la viña del Señor. La ha creado y cuidado con amor. Y la ha puesto en nuestras manos. Somos responsables de recoger la cosecha, de vivir nuestra vida en fraternidad, en amor, en comprensión y en justicia. El fruto que Dios quiere es la vida del hombre, es nuestra vida. No somos dueños de ella. Es un regalo que Dios nos ha dado y que nos pide que cuidemos de él con amor, que lo hagamos crecer en libertad y fraternidad.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Encuentro de la Familia Dehoniana

¿Te has inscrito ya en el I Encuentro de Familia Dehoniana? El 24 y 25 de febrero de 2018 vamos a disfrutar de una jornada donde todos tenemos cabida. ¡Nos une una pasión, la pasión del corazón!